De nuevos proyectos, bodas y demás…

Cuando alguien emprende un nuevo proyecto, lo hace lleno de ilusión y siempre mira hacia delante pensando que va a llegar muy lejos y que esas ganas del principio nunca se van a acabar. Es como cuando empiezas una nueva relación, todo es bonito, perfecto y crees que nunca va a acabar.

Le pones todos los esfuerzos del mundo y si ves que va bien, siempre va a más. Pase lo que pase, digan lo que digan, tú seguirás hacia delante.

A veces pasa que otro proyecto, de negocio, de vida, de lo que sea, se cruza en tu camino y todo empieza a temblar. Algo así nos ha pasado a las chicas de My Craft Room.

Empezamos este blog con toda la ilusión del mundo. Tenemos un planning con todas las publicaciones que queríamos hacer, ordenaditas por semanas, por días. Carpetas con información para esos nuevos posts, material preparado para grabar nuevos tutoriales. Y tenemos que reconocer que cada día estábamos más contentas porque os sumabais a nuestra alegría y cada vez nos seguíais más amantes del craft.

Pero algo se cruzó en nuestro camino, a cada una se nos cruzaron nuevas ilusiones, algunas de ellas, poco relacionadas con el handmade pero igual de bonitas. Son proyectos de vida (boda :)) y proyectos de negocio. Somos tres mujeres de manos y cabezas inquietas y hemos aprovechado la oportunidad que nos juntó para emprender cada una por nuestro lado.

Las auq tengáis blog, sabréis que requiere mucho tiempo, esfuerzo y dedicación. Cosas que en estos momentos no tenemos. Ojalá hubiera tiempo para todo!

My Craft Room va a descansar un poquito. No queremos cerrarlo porque aún nos queda mucho por contar pero no es el momento adecuado. Aún nos quedan algunas Rooms que no os hemos podido presentar y lo haremos. Ah! Y My Craft Market por supuesto que se celebrará pero necesitamos un poquito de tiempo.

Desde aquí, sinceramente, gracias por todo el cariño, apoyo y palabras bonitas…

Nos veremos pronto!!