De nuevos proyectos, bodas y demás…

Cuando alguien emprende un nuevo proyecto, lo hace lleno de ilusión y siempre mira hacia delante pensando que va a llegar muy lejos y que esas ganas del principio nunca se van a acabar. Es como cuando empiezas una nueva relación, todo es bonito, perfecto y crees que nunca va a acabar.

Le pones todos los esfuerzos del mundo y si ves que va bien, siempre va a más. Pase lo que pase, digan lo que digan, tú seguirás hacia delante.

A veces pasa que otro proyecto, de negocio, de vida, de lo que sea, se cruza en tu camino y todo empieza a temblar. Algo así nos ha pasado a las chicas de My Craft Room.

Empezamos este blog con toda la ilusión del mundo. Tenemos un planning con todas las publicaciones que queríamos hacer, ordenaditas por semanas, por días. Carpetas con información para esos nuevos posts, material preparado para grabar nuevos tutoriales. Y tenemos que reconocer que cada día estábamos más contentas porque os sumabais a nuestra alegría y cada vez nos seguíais más amantes del craft.

Pero algo se cruzó en nuestro camino, a cada una se nos cruzaron nuevas ilusiones, algunas de ellas, poco relacionadas con el handmade pero igual de bonitas. Son proyectos de vida (boda :)) y proyectos de negocio. Somos tres mujeres de manos y cabezas inquietas y hemos aprovechado la oportunidad que nos juntó para emprender cada una por nuestro lado.

Las auq tengáis blog, sabréis que requiere mucho tiempo, esfuerzo y dedicación. Cosas que en estos momentos no tenemos. Ojalá hubiera tiempo para todo!

My Craft Room va a descansar un poquito. No queremos cerrarlo porque aún nos queda mucho por contar pero no es el momento adecuado. Aún nos quedan algunas Rooms que no os hemos podido presentar y lo haremos. Ah! Y My Craft Market por supuesto que se celebrará pero necesitamos un poquito de tiempo.

Desde aquí, sinceramente, gracias por todo el cariño, apoyo y palabras bonitas…

Nos veremos pronto!!

 

Anuncios

6 maneras de matar tu creatividad

 

La semana pasada os dábamos unos pequeños consejos para activar la creatividad, esa que a veces se adormece y decimos “es que hoy no estoy inspirada”.

Esta semana os vamos a dar consejos para matarla, deshacernos de la creatividad y de las buenas ideas. ¿Te apuntas?

Ah! Igual eres de los que piensa que la creatividad no se puede matar, que es algo que se tiene y que va y viene. Bueno, yo no soy de esa idea, creo que, como en todo, hay que trabajar, dedicarle horas y esfuerzos y cuidarla. No hablo de talento, es creatividad, buenas ideas!

Pero sí, de repente un día, ya no está, te levantas y no se te ocurre ninguna idea brillante y no sabes qué ha pasado.

Si nunca te ha pasado esto, creo que todo lo que te estoy contando, te parecerá una idiotez porque tú eres creativo las 24 h. del día, 365 días al año (ualaaa). Aquí debes dejar de leer.

Pero seguro que eres más como yo, que pasas por periodos de poca inspiración. Adelante, vamos a ver qué es lo que mata nuestra creatividad, nuestra inspiración y buenas ideas.

¿Cómo matar tu creatividad?

No te arriesgues a intentar algo nuevo

Se igual que todos, coge el tutorial y repítelo una y otra vez, sin modificarle nada, que así es como sale bien. No innoves por si acaso cambia algo que lo hace más bonito o más fácil de hacer.

No conozcas a nadie nuevo, ni sitios nuevos, no vayan a influenciarte y cambiarte tu forma de ver y hacer las cosas. Obligatorio encajar en los moldes que se te han marcado.

No preguntes

¿Para qué? Si lo sabemos todo. Las preguntas solo traen problemas y algunas molestan. ¿Dónde has comprado esa tela, la quiero para miii? Ufff ni se te ocurra preguntar! Si no te va a contestar…¿Porqué vas a preguntarte si eso se podría haber hecho de otra manera?

Tu creatividad, depende de tu capacidad de hacerte peguntas. Se curioso, pregúntalo TODO.

Mantén todo tu tiempo ocupado

Pero no tengas ni para respirar, ni siquiera para echarte una siestecita después de comer. Pégate a la silla y a currar!! Ehh tú te has marcado un listado de cosas que hacer hoy y tienes que cumplirlo a rajatabla.

Si tienes muchas cosas que hacer, no tienes tiempo para pensar (guay, no?). ¿Para qué los momentos de silencio?. Yo no quiero estar sola conmigo misma! Solo producir, producir, producir.

La forma más efectiva y rápida de matar a la creatividad es el agotamiento. Demasiado tiempo de concrentración en un solo y mismo tema, te desgasta y acaba con tu creatividad.

Duda de tus ideas

Exacto, no son suficientemente buenas y ese nuevo modelo que has hecho no le va a gustar a nadie. Es horrible!! Y tu nuevo logo, puff, dedícate a otra cosa…

Además, no aprendas de los errores del pasado. Si te equivocaste, lo volverás a hacer. Normal, tienes muy claro tus debilidades y limitaciones y te las recuerdas constantemente. Pero no es así, tú eres quien se lo repite en su cabeza porque nada se repite, de todo se aprende y todo cambia.

Cuanto más negativo seas, cuanto más miedo tengas a lo que dirán o no confíes en tu producto, en tu marca, menos creatividad tendrás.

No hagas ni caso de tu intuición

Uff si es eso, una intuición, y eso no existe, ¿no? Los sextos sentidos los tienen algunas mujeres, que son un poco brujas, ¿no? Que se imaginan que van a pasar cosas…Locas!

Bueno, algunos usan las intuiciones como guías y obtienen una confianza en si mismos. Cuando intuimos parece como si nuestro cerebro nos regalara una idea que no sabemos de dónde ha salido. La intuición es una especie de trabajo subterráneo, procesamos la información inconscientemente.  ¿Tú las sigues? 

Empéñate en que ese es tu papel

Hay una frase de Einstein que dice “Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, creerá toda su vida que es un estúpido”

Siéntete capaz de todo pero con unas limitaciones. No todos servimos para todo y sí, esfuérzate pero si ves que no es tu camino, cambia!

De momento, os dejamos estas ideas básicas que si las seguís, seguro, seguro, en poco tiempo tenéis la creatividad al mínimo e incluso nula. Suerte!

Sin título-7 copia

Tutorial Plástico Mágico

¿Conocéis el plástico mágico o shrink plastic? Es un material chulísimo, con un montón de posibilidades y que, con un poquito de práctica, da unos resultados buenísimos.

Sobre todo se aplica para hacer piezas de bisutería, llaveros, scrapbook.

Básicamente es una hoja similar al papel fotográfico en la que una de sus caras es brillante y la otra rugosa. También hay marcas en las que las dos caras son brillantes pero no se puede dibujar en ellas con lápices de colores, rotuladores (a no ser que sean permanentes)…

En esta hoja puedes dibujar, imprimir con la impresora (ojo que no todas, admiten este papel), estampar con sellos chulos que tengáis… Después solo nos queda recortar y tienes dos posibilidades; o lo llevas al horno o utilizas una pistola de calor.

¿Cuál es el resultado?

El papel disminuye unas 7 veces su tamaño y queda una pieza de plástico con relieve, super resistente y con un acabado chulísimo!

Ah! Si eres ilustrador/a, este material es perfecto para convertir tus ilustraciones en colgantes, anillos…hay taaaantas posibilidades!

Aquí tenéis unos ejemplos de maravillas que se pueden hacer con este material. Seguro que hay alguien a quien sigues, que hace cosas parecidas y no sabias que material era! Ya lo sabes 😉

¿A que dan ganas de empezar a trastear con este material?

Te dejamos el tutorial de Imagina Abalorios donde te cuenta todos los secretos para empezar a trabajar con él. Esperamos que te guste, lo pongas en práctica y nos enseñes qué has hecho con el Shrink Plastic 🙂