Pintar tazas es fácil!

Todo es ponerse…

Tanto si eres de las que colecciona tazas como de las que te encanta tomarte tu café con leche por las mañanas en una taza preciosa, este tutorial es perfecto para ti para hacerte o para regalar una  personalizada. Seguro que si empiezas, no puedes parar.

Ah! Cogerlo como idea para regalar el día del padre que ya está muy muy cerquita. A ver si me acuerdo y os enseño unas tacitas de los Beatles que le pinté el año pasado. Ahí las tiene, sin estrenar de tanto que le gustan.

Este tutorial es de www.designmom.com, una web super inspiradora de la que podemos sacar 1000 y 1 ideas.

Vamos a aprender a hacer estas tacitas con letras taaaan chulísimas!

1. Lo primero que tenemos que hacer es encontrar unas tazas que nos gusten. No se si donde vivís las conseguiréis fácilmente pero aquí en Valencia en cualquier chino encontramos tazas “apañadas” por 1 euro o menos. Puede ser taza, tacita con plato, plato…vamos! Lo que queráis personalizar que sea de cerámica.

2. Qué vamos a necesitar?

  • Tijeras
  • Lápiz
  • Celo
  • Papel transfer (también puedes encontrarlo en los chinos)
  • Rotulador para cerámica (negro o del color que queráis) uno fino y otro grueso.
  • Un folio donde hayamos impreso el diseño que queramos, en este caso iniciales.

En este diseño, han utilizado la fuente Sketch Block Font pero podéis personalizarlo al gusto. Y también podéis hacerlo a mano alzada si se os da bien.

 

3. Cortamos una de las iniciales y un pedazo del papel transfer del mismo tamaño (un pelín más grande). Ponemos la inicial encima del papel transfer (con la parte más oscura hacia debajo) y lo pegamos con celo en la taza, donde más nos guste.

4. Trazamos con un lápiz todo el contorno de la inicial, solo para que se quede marcado y luego podamos trabajar mejor.

5. Esta es la parte más delicada. Cogemos la taza y el rotulador y empezamos a dibujar todo el contorno. En este caso se ha rellenado con líneas diagonales pero, como siempre, al gusto! Puedes rellenarlo todo de negro, hacerlo a puntos, a rayas…Ah! Si te equivocas no pasa nada que col un algodoncito con alcohol se quita (siempre que no se haya secado ni pasado por el horno)!

6. Cuando ya hayas terminado las letras, seguimos las instrucciones del fabricante. Normalmente lo dejamos secar 24 horas y cuando haya secado lo metemos en el horno (a unos 180º) durante 35 minutos. Nos os preocupéis que los restos del papel transfer se van aunque hayamos horneado.

7. Y listo! Ya tenemos nuestras preciosas tacitas listas para utilizar, lavar en el lavavajillas, calentar la leche en el microondas. Estos rotuladores son geniales!

¿Os parecen buen regalo? A que es fácil!! Enseñarnos vuestros diseños que nos encanta 🙂

 

Anuncios